SUEÑOS DE PAPEL, EXPOSICIÓN EN LA CASA DE CULTURA SAN MIGUELITO

23/Octubre

cartonería –       Presenta trabajos de alumnos de su taller de cartonería.

–       Invitación en especial a personas con otras capacidades.

Este próximo viernes 25 de octubre, a las 19:00 horas, en el Patio de la Casa de Cultura del Barrio San Miguelito se llevará a cabo la inauguración de la exposición colectiva Sueños de papel, en la cual se presentarán trabajos de los alumnos de su Taller de cartonería, evento para el cual la entrada será libre.

Dentro del citado taller de cartonería trabajan niños y adultos simultáneamente, y bajo una experimentada asesoría, cada quien desarrolla su creatividad y elabora la figura u objeto de su gusto y a su gusto.

Esta exposición se compone de simpáticos e ingeniosos trabajos de niños, así como de trabajos más formales de adultos, y en ella participan Víctor Correa Tobías; Kheira y Yareth Gutiérrez Jordán; Carolina Hernández del Pozo (educación especial); Odette Antonia Hernández Rodríguez; Ayla, Bryan y Cristian Pérez Llamas; Paulina Ramírez Tovar; y María del Rosario Hernández Rodríguez.

Posiblemente la palabra papel derive del latín papyrus, planta de cuyos tallos los egipcios extraían la médula para hacer una especie de papel, unos 3,000 años antes de Cristo. Las hojas delgadas de papel fabricadas con fibras vegetales se inventaron hacia el siglo I de nuestra era por el chino Tsuan o Tsai Lun.

Los árabes conocieron el papel en el siglo VIII, lo popularizaron en el Oriente Medio y hacia los siglos XI, XII lo extendieron al norte de África, Sicilia y España, desplazando así al pergamino y al papiro.

Desde siempre el papel ha sido un elemento de arte, y con él, los chinos confeccionaron artísticos calados, cometas o papalotes, y dragones, luego lo convirtieron en pasta y fabricaron cosas más sólidas como cajas, bandejas, estatuillas, etcétera. En Francia, los franceses, desmenuzaron el papel usado, hicieron una pasta, le añadieron cola y surgió el papier maché.

Aunque en México las culturas prehispánicas tenían papel amate hecho a mano y le daban usos rituales, funerarios y mágicos, al parecer la cartonería llegó a México con los evangelizadores quienes la utilizaron como apoyo en su labor misional.

Los artesanos y artistas mexicanos poseen gran habilidad y gracia para trabajar la cartonería, muñecas, alebrijes, piezas de ornato de gran valor artístico que se confeccionan y decoran de modo atractivo, vistoso y hasta humorístico.

Y si bien algunas tradiciones artesanales de cartón han ido desapareciendo poco a poco, ésta rama del arte popular sigue estando presente en múltiples celebraciones, tanto que en algunas partes del país todavía cumple un ciclo de producción ligado a las festividades religiosas y civiles del año como las máscaras de carnaval, los judas de el Sábado de Gloria, los cascos para las fiestas patrias de septiembre, y las piñatas.

Podría decirse que la cartonería es casi un juego creativo, una noble actividad, barata, accesible y fácil de trabajar, que consiste en armar capas de trozos de papel de desperdicio y engrudo, que se endurecen al secarse dejando la figura lista para forrarla o vestirla de modo brillante y alegre, e incluso darle un acabado con otros materiales, resultando un mundo de maravillosos objetos.

Las figuras de mayor tamaño generalmente llevan un alma o armazón de carrizo u otro material el cual se recubre igualmente con engrudo y capas de papel.

Y utilizando estas técnicas es como ahora se ha integrado la exposición Sueños de papel, a la cual una vez más se invita a todo el público potosino. Informes en Casa de Cultura del Barrio San Miguelito, Calzada de Guadalupe 480, teléfono: 820 64 57.